Unos días de entrenamiento brutales al Piedra y alrededores preparando la próxima edición del Ultra Pirineo. Las vistas desde el Cadí son espectaculares y las tardes de recuperación con la cerveza en la mano y remojadas en las piscinas municipales memorables…